Reserva Natural General San Martín

El parque general San Martín fue creado en 1979 como un área de preservación ambiental de flora y fauna nativa dentro de la ciudad de Córdoba.

Está localizado en el noroeste de la ciudad, y comprende un área de aproximadamente 114 hectáreas de bosque nativo, dentro de las cuales se encuentra el camping municipal.

Se trata de una zona de gran importancia biológica, ya que corresponde a una zona de transición entre dos provincias biogeográficas, el Espinal y el Chaco Serrano. Cuenta con una gran diversidad de especies tanto animales como vegetales.

Actividades educativas

El Parque es un espacio abierto a toda la comunidad al que pueden acercarse todas aquellas personas que deseen tener contacto directo con la naturaleza nativa de Córdoba.

De lunes a viernes se realizan visitas guiadas, las cuales son de carácter educativo, y representan actualmente la actividad principal del Parque.

El objetivo es enseñarles a los visitantes sobre la flora y fauna de la reserva y concientizarlos sobre la importancia de la preservación del medio ambiente.

La dinámica de las visitas varía según el perfil del grupo de visitantes.

Con los chicos más pequeños, de los primeros años del primario, se suele plantear una dinámica más lúdica y divertida en las instalaciones del camping municipal, con juegos ambientales, actividades al aire libre y actividades de huerta.

Con chicos un poco más grandes, de últimos años del primario o de secundarios, se hacen recorridos por un circuito que cubre casi toda la extensión de la reserva, durante el cual el guardaparques muestra y describe la variedad de flora y fauna. Al final de este recorrido, se retorna al camping, donde se hace una conclusión y una puesta en común sobre los diversos contenidos aprendidos.

En el parque también se organizan actividades de reforestación, recolección de basura, reciclaje, huerta orgánica, reuniones de participación vecinal, entre otras.

Importancia de las Reservas Urbanas

Las Reservas Naturales Urbanas (RNU) conservan remanentes de ambientes silvestres que se ubican cercanos a las grandes ciudades.

Su existencia proporciona múltiples beneficios, como por ejemplo generación de oxígeno, captación de dióxido de carbono, protección de riberas y cuencas hídricas, belleza paisajística y tranquilidad, ambientes propicios para la fauna y flora nativas, percepción, apreciación y conexión de los ciudadanos comunes con los distintos componentes de los ecosistemas naturales, educación ambiental, valorización de los recursos naturales.

Características

  • Las reservas naturales urbanas son consideradas en el ámbito mundial como áreas de importancia, tanto para las personas como para la naturaleza.
  • Las plantas y animales presentes son de interés local, dándoles a los habitantes de la zona la oportunidad de estudiar y aprender sobre ellas, y disfrutar en ese entorno del contacto directo con la naturaleza.
  • El valor de estos sitios responde a situaciones múltiples. Son centros educativos por excelencia, constituyen los primeros escenarios donde mucha gente toma contacto con la naturaleza y tienen un potencial interesante en la formación de líderes ambientales.